Neoplasia intraepitelial conjuntivo-corneal

Carlos M. Ortega; Grisel Florero; Ximena Carrera; Eduardo Baini. Hospital Oftalmológico Santa Lucía

Carlos M. Ortega; Grisel Florero; Ximena Carrera; Eduardo Baini.
Hospital Oftalmológico Santa Lucía
ortegabarral@arnet.com.ar

 

Introducción

Se utiliza este término para clasificar la displasia conjuntival o carcinoma in-situ.Es la neoplasia conjuntival maligna más frecuente en EEUU.
Entre los factores de riesgo podemos mencionar la exposición a rayos UV (5), HPV 16 y 18 ( 12,25,26,32), HIV (en discusión) (2,7,23,28,29) y la edad avanzada (20). Se recomienda descartar HIV en pacientes menores de 50 años.
Se puede presentar como una lesión gelatinosa, lesiones papilares elevadas o también como un tejido de aspecto membranoso opaco que recubre la córnea, pero generalmente se presenta en forma combinada. Raramente se puede encontrar leucoplasia.Sólo el9% progresa a carcinoma invasor de células escamosas (27) pero no hay descrito ningún caso de muerte relacionada.
La localización más frecuente es el área interpalpebral.
El tratamiento tradicional consiste en la escisión con crioterapia la cual presenta una recurrencia del 4,5% al 13 % (6,20). La escisión simple presenta una recurrencia entre el 28,5% (18) al 39% (27) por lo tanto no es recomendable. La escisión puede producir deficiencia de Stem Cell limbares sobre todo cuando la lesión es muy grande. Está descripto el uso de membrana amniótica para la reconstrucción luego de resección de grandes tumores (10).
Entre las opciones de tratamiento médico se puede mencionar la mitomicina Tópica (4,8,11,14,19,22,24,31), el interferón alfa 2b intralesional, subconjuntival o tópico (1,9,15,16,31) y el 5 Fluorouracilo tópico (13,17,30).
Existe la disyuntiva si iniciar el tratamiento médico sin diagnóstico anatomopatológico previo. Aunque la mayoría de los autores lo indican después de la biopsia o escisión con o sin recurrencia, otros autores realizan el tratamiento médico sin biopsia previa como Schetcher y colaboradores quienes utilizan interferón alfa 2b (15) o como Rozenman y Frucht (19) con Mitomicina C.
Las drogas más referidas en la bibliografía son la Mitomicina C y el Interferon alfa 2 b.
La Mitomicina C está asociada a complicaciones graves como perforación corneal o escleral aun años después de su uso en otras patologías oculares. En el tratamiento de la neoplasia intraepitelial (NIE) está descripto que produce queratoconjuntivitis toxica, hiperemia y dolor durante el tratamiento y efectos adversos que persisten largo tiempo después del cese del mismo como la deficiencia de Stem Cell limbares (3) y cambios en la superficie ocular como disturbios de la estabilidad del film lagrimal, pérdida de las células caliciformes y aumento de la metaplasma escamosa (4).

Caso Clínico

Presentamos un paciente de sexo masculino de 76 años que acudió al servicio de oftalmología del Hospital Zubirrarreta en Octubre del 2002.
Presentaba una lesión en el área interpalpebral del ojo derecho con las siguientes características: lesiones papilares elevadas y rosadas sobre la conjuntiva bulbar, tejido gelatinoso sobre el limbo y la córnea periférica que se continuaba con un tejido membranoso de aspecto opaco hacia la media periférica corneal (características mencionadas previamente. Además se observaba un vaso nutricio de gran tamaño.

 

En la exploración oftalmológica presentaba una agudeza visual sin corrección de 4/10 en OD y 1/10 OI y con corrección 10/10 AO, PIO: 18 mmhg. AO, FO: dentro parámetros normales.
Luego de un ateneo clínico se decidió iniciar tratamiento con interferón alfa 2 beta a dosis de un millón de UI/ml 4v/día sin realizar biopsia. En el primer control 15 días después del inicio del tratamiento la neoplasia intraepitelial no presentaba cambios, pero observamos una reacción folicular importante; 60 días después del comienzo del tratamiento apreciamos una disminución leve de la lesión y 4 meses y medio después desapareció totalmente la neoplasia intraepitelial pero seguía presente la reacción folicular.

Se indicó continuar el mismo tratamiento por un mes más. El siguiente control se realizó 3 meses después donde había desaparecido la reacción folicular. En en el último control realizado en enero del 2005 no había evidencia de recidiva, la agudeza visual al momento del control era 3/10 OD y 1/10 OI y agudeza visual corregida 7/10 OD y10/10 OI (la disminución de agudeza visual en OD se debió a una catarata nuclear) la PIO fue 15 mmhg AO y el fondo de ojo no presentó cambios con el inicial.

 

Conclusiones

Pensamos que el uso de Interferón alfa 2 b tópico sin diagnóstico anatomopatológico previo es una buena alternativa para casos de NIE típica frente a las otras opciones terapéuticas debido a que es la menos agresiva, presenta una baja tasa de recidiva y los únicos efectos adversos descritos son la reacción folicular e hiperemia conjuntival leve que desaparecen luego del cese del tratamiento.

Bibliografía

1- Ophthalmology. 2004 Sep; 111 (9): 1755-61. Treatment of recurrent corneal and conjunctival intraepithelial neoplasia with topical interferon alfa 2b. Boehm MD, Huang AJ.
2-Ophthalmologe. 2004 Oct;101(10):1011-6. Association of malignant tumors of the conjunctiva and HIV infection in Kinshasa (DR. Congo). First results. Timm A, Stropahl G, Schittowski M, et al Augenklinik, Universitat, Rostock, Deutschland.
3- Am J Ophthalmol. 2004 May;137(5):950-1. Limbal stem cell deficiency following topical mitomycin C treatment of conjunctival-corneal intraepithelial neoplasia. Dudney BW, Malecha MA.
4- Córnea. 2003 Oct;22(7):627-39. Tear function and ocular surface changes with topical mitomycin (MMC) treatment for primary corneal intraepithelial neoplasia. Dogru M, Erturk H, Shimazaki J, et al.
5- Br. J. Ophthalmol. 2003 Apr; 87(4):396-8. Risk factors for conjunctival squamous cell neoplasia: a matched case-control study. Tulvatana W, Bhattarakosol P, Sansopha L, et al.
6- Excision and cryosurgery in the treatment of conjunctival malignant epithelial tumours. Peksayar G, Altan-Yaycioglu R, Onal S.
7- Córnea. 2003 Jan; 22(1): 1-4. Prevalence of HIV with conjunctival squamous cell neoplasia in an African provincial hospital. Porges Y, Groisman GM.
8- Córnea. 2002 Oct;21(7):715-7. Mitomycin C therapy for conjunctival-corneal intraepithelial neoplasia. Papandroudis AA, Dimitrakos SA, Stangos NT.
9- Jpn J Ophthalmol. 2002 Mar-Apr; 46 (2) :215- 7. Successful management of conjunctival intraepithelial neoplasia by interferon alpha-2b. Kobayashi A, Yoshita T, Uchiyama K, et al.
10- Br J Ophthalmol. 2002 Jun; 86(6):640-5. Amniotic membrane transplantation for reconstruction after excision of large ocular surface neoplasias. Espana EM, Prabhasawat P, Grueteric